Blogia
MUNDO MÁGICO (El hada y el Mago)

Rituales para proteger el hogar

Rituales para proteger el hogar.

Primer ritual

Materiales necesarios:

  • 4 vasos de agua mineral
  • Una rama de laurel
  • Una piedra de sulfato de cobre (azuli)

Ritual:

Un jueves por la noche coloca los vasos de agua en cuatro extremos de la casa que representan los puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste). Seguidamente, coge la rama de laurel, mójala en el agua de los vasos y vete salpicando con ella todas las estancias de la casa, mientras repites:

"Por Terol, por Sanz, por Nemred, por todos los dioses del mundo de las aguas, con la intersección de las sílfides, con la fuerza de Monteri, con los beneplácitos de todos ellos, que todas las fuerzas benéficas del elemento primordial, me ayuden a purificar y proteger este mi hogar".

Repítelo durante tres jueves seguidos, día propicio para el elemento agua y, además, día del laurel entre los antiguos etruscos. El último jueves, coloca debajo de tu cama un cuenco pequeño lleno de agua y mete dentro el azuli. Déjalo allí hasta que la piedra se vuelva de color negro. Esto te indicará que habrá absorbido toda la negatividad de la casa.

Segundo ritual

Materiales necesarios:

  • 100 gramos de sal común.
  • Un limón.

Ritual:

Un sábado por la noche, coge la sal y el zumo del limón y, con todo ello, vete al cuarto de baño de tu casa. Concéntrate y, poco a poco, ve arrojando por el inodoro puñaditos de sal y gotas de limón, mientras vas recitando:

"Por la fuerza purificadora de la sal, Señor ten piedad de nosotros.
Por la fuerza purificadora del limón, Señor ten piedad de nosotros.
Por la fuerza purificadora del agua, Señor ten piedad de nosotros.
Por la fuerza purificadora de esta oración, Señor ten piedad de nosotros".

Para finalizar, tira de la cadena.

Este ritual hay que repetirlo durante nueve días consecutivos, siempre por la noche.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres